DECO Assistant! La habitación de Marta: mi propuesta…

¡Por fin!

 

Llevo días “dale que te pego” con la habitación de Marta… entre pesadilla y pesadilla sobre los autónomos, ¡soñaba con la habitación! jajajajaja… es broma…

 ¿Sabéis lo que ocurre? que cada vez lo intento hacer mejor… y ya no es sólo tener en cuenta mi experiencia y las necesidades de la persona que me lo encarga, sino que ahora quiero que le guste a las más de 3000 personas que nos leen a diario y claro… ¡eso presiona! (presiona, e impresiona!)…ay mamá qué miedo… y yo me leo cada uno de los comentarios, apunto en mi cuaderno cosas muy interesantes que me decís cuando os pido opinión, intento que se cumplan todas o casi todas vuestras premisas y cuando ya lo tengo acabado, sigo pensando en ello una par de horitas más o tres, por si todavía lo puedo mejorar…

 Este tipo de posts se ven y se leen en apenas 10 minutos, pero aunque parezca mentira, llevan un trabajo de más de 10 horas en la mayoría de los casos…y encima no lo dejamos “online” más de dos días porque tampoco queremos que la gente se aburra y porque además se nos acumulan!

 Dicho lo cual, “rematamos” la jugada, os enseño lo que creo que es una gran propuesta (en parte también gracias a todas las que colaboráis con vuestra opinión) y nos despedimos de Marta y su habitación… bueno de Marta no, nunca!!

 

 

 

Tanto el papel de rayas que os enseñaba en las primeras propuestas, como la pintura lisa, tenían un número considerable de fans… Pensé en volverme loca y hacer el proyecto final “doble”, pero un momento de lucidez, me dio por preguntarle a Marta: “nena, desempata que al fin y al cabo eres tú la que lo vas a llevar a cabo”.

 Ella lo tuvo claro y me dijo: “Liso + capitoné”… yo respiré aliviada y aún así me guardé un as en la manga…

 Un dato del que no hemos hablado y que creo que tiene bastante importancia es que Marta tiene una tv en la pared de enfrente apoyada en una cómoda. Ahora que la cómoda se trasladará a otra habitación, la tv quedará fijada a la pared. Para evitar la sensación de “hotel” se me ha ocurrido que podría hacer lo siguiente:

 

 Si debajo de la tv colocamos un par de barras “ribba” de Ikea, parecerá que está apoyada sobre ellas… si además añadimos un par de marcos a los lados, también de la misma serie, el efecto “hotel” pasará un poco más desapercibido… Eso sí, la profundidad de estas barras es casi idéntica a la de las televisiones planas, por lo tanto hay que intentar encontrar un sistema de fijación lo más plano posible…

 Quedaría más o menos así:

 

 Y ahora, olvidémonos de la tele y empecemos a decorar y amueblar esta habitación como se merece… Lo primero, la iluminación. Tengo que deciros que odio las lámparas que están situadas justo en el centro del techo… En la mayoría de los casos, la luz que dan no es suficiente, pero tampoco dan luz de ambiente, no sé si me explico. A eso añadimos que parten en dos la habitación, visualmente hablando porque ¿vuestras casas no son con techos de 3,5 metros de altura verdad?. 

 Sin embargo en las casas que son de alquiler, la idea de hacer rozas en el techo para colocar otro tipo de iluminación entre bovedillas es algo que no se suelen plantear los inquilinos… aunque es muy sencillo y rápido y se resuelve en dos días (uno para hacer las rozas y colocar la instalación y otro para rematar y pintar el techo…).

 No obstante como aquí lo que buscamos es un lavado de cara y no un extreme makeover (aunque tengo 3 por enseñaros… guiño guiño) creo que para un cabecero de este tipo y una pared de este color lo que seguramente le venga al pelo es una pequeña lámpara de cristales sin pantallas.

  

 Las lamparitas a los lados de la cama no son un capricho. Actualmente existe instalación eléctrica en la pared y lo único que vamos a hacer es sustituir el modelo “orfanato” que tenía Marta por el “Aläng” de Ikea (21,99 €/ud.). Me gusta este modelo la verdad, me parece elegante y sobrio y creo que da una luz de ambiente bastante apropiada para ver la tele… ya no sé si tanto para los que devoran lectura por la noche…

 Otro de los objetos clave que me hizo captar a la primera el “rollito” que Marta buscaba para su habitación fueron las 3 preciosas láminas que había comprado en París hacía tan sólo unos meses… si a eso le añadimos que el cabecero de rejilla gustó mucho, pero la mayor pega que le encontrabais era que al ser tan grande, podía ser difícil de limpiar, trasladé la rejilla a una escala muchísimo más pequeña…

 París, por los cuatro costados…

 

 

 

 Estas piezas hacen un “tandem” perfecto y el lugar donde situarlos estaba claro… un “rinconcito parisino” para su dueña… una preciosa silla tapizada en polipiel blanca al igual que el cabecero.

 ¡Espero que no me la tapes con ropa Martita! jajajajajaja…

 El resultado sería una cosa así:

  

 Hasta aquí yo me imagino que os estará gustando ¿verdad?. Pues bien, llegó el momento de arriesgar y sobretodo porque lo vamos a hacer teniendo en cuenta 2 cosas que han salido de vuestros comentarios:

 – las rayas os gustan en todas sus versiones (que nadie se tome esto en sentido literal jajajajajaja)

– hay que poner un puntito “masculino” para que el churro de Marta vea que también le tenemos en cuenta…

 Por eso nos vamos a fijar de nuevo en las láminas y los toques de color que aportan:

  

 

Recurrir a las típicas mesillas blancas, aunque parece lo más obvio, sería demasiado clásico… En la habitación seguiría predominando el rosa y el apoyo moral al consorte de Marta se hubiera quedado en una declaración de intenciones…

 Estoy enamorada de estas mesillas. Creo que voy a comprar un par en alguna página de objetos de segundamano y me voy a liar la manta a la cabeza… se admiten encargos jajajajajaja….

 

 

  

Completamos la decoración añadiendo el mínimo de textiles posible. Unas cortinas de tul de Ikea que además no cuestan ni 5 € el par y que no quitan nada de luz ni son un “pegote” visualmente hablando, un par de almohadones (ojo con recargar demasiado con cojines, teniendo en cuenta que ESTE cabecero no puede “camuflarse”… ) una mantita rosa a los pies, un nórdico blanco (ya sabéis lo que me gusta a mí la ropa de cama impoluta…) ¡y listo!

 Ya tenemos un proyecto completo:

  

 

  ¿Qué os ha parecido?

¿Os esperabais que la habitación de Marta iba a quedar así?

 

Ya sabéis que no sólo asesoramos aquí en Madrid, gracias al mundo 2.0 nos hemos introducido en el dormitorio de Marta que vive en Oviedo. Así que si necesitáis ayuda y queréis ver vuestra casa en el blog con algunas de nuestras propuestas: info@entornopublico.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: